ESTHER, DAWID Y DAWIDEK { UNA CELEBRACIÓN DE BODA INTERNACIONAL}

 

Hará una par de semanas celebramos en el Molí del Pas la boda de Ester y Dawid, ella Valenciana, el polaco y como decían en el Un, Dos, Tres…residentes en Bristol.

Un día recibí una llamada que quería celebrar su enlace, que ella vivía en Brístol y no podía venir a ver nada, era una pequeña celebración donde además de su enlace bautizaban al pequeño Dawidek.

No fue una tarea fácil pues todo se tramito vía teléfono, WhatsApp y mail, todo sin conocerla, con lo que tenía que imaginar que estilo de comida le gustaba, que montaje querría, qué colorido y estilo sería su preferido… pero Esther me lo puso fácil, pues ella es interiorista y subo explicar cómo quería que se celebrase su día y el del pequeño Dawidek.

  

Esther tenía muy claro como quería su boda, esa mezcla que tanto se lleva hoy en día de vintage, handmade y hágaselo Ud. mismo que funciona tan bien. Además Esther no estaba sola, tenía a su hermana Yolanda que le ayudo en TODO, desde el vestido, la tarta de celiaca, y hasta el plato sorpresa que le preparó toda su familia.

Se ha montado con estilo casual y rural, con muchos toques de madera que contrasta con una larga alfombra de color rosa chicle y unas bonitas sillas de madera blanca que combinaban con su versatil vestido de corte imperio.

La celebración fue muy familiar y acogedora, llegaron todos a la vez y se quedaron todos fuera esperando que llegase la bonita pareja, una vez allí les aplaudieron todos y se entraron a comer, los niños por su parte comieron a toda prisa para poder disfrutar del salón de juegos con su monitora Sara. Los demás empezaron a disfrutar de los suculentos platos y el magnífico arroz de Bogavante, hasta los polacos se quedaron prendados de la excelente comida, como dicen ellos “doskonałe jedzenie”, así nos lo tradujo nuestra camarera Bárbara. Despues de la comida, se presento una maginifica tarta de tres pisos que a todos les encanto y después de no poder más. Tras unas copitas y la típica xarraeta de la zona se dispusieron a irse para que al fin pudiese el pequeño Dawidek, que con tantos cambios de Bristol a España y todos diciendole lo guapo y alegre que era, los padres decidieron terminar la fiesta para que él pudiese descansar.

Así con esta bonita historia os dejó.

Saludos preciosos.