ANDREA Y DAVID { UNA PAREJA ESPECIAL}

 

Recuerdo aun hará ahora un año cuando la madre del novio me llamó para preguntar si hacíamos bodas en nuestro salón y que capacidad habría porque tenían muchos invitados y tenían que empezar ya con todos los preparativos.

Dos meses más tarde la joven pareja de novios que viven fuera, pudieron acercarse para ver nuestro salón. Pues todo el recorrido echo desde esa llamada se hizo realidad el once de junio de 2016 con la boda de la joven pareja de David y Andrea.

Una pareja formada por David, un joven de Ontinyent que vive en Dénia, y una bella muchacha madrileña residente en Denia, dos jóvenes, que dejan huella por allí donde pasa, por su energía, su originalidad y su forma de ser.

  

Él deportista y encargado de una tienda de Pádel en Denia y ella publicista de prensa, hicieron que todo el hilo de su boda se tradujese en modernidad, espontaneidad y colorido, toda su historia precedida por el hastag de zapatillas del canto del loco. Además, cabe destacar sus ganas en toda esta historia, desde que empezamos fueron claros y concisos en lo que querían para su boda y como querían enfocarla desde principio a fin, empezando por la ceremonia.

Se ha montado con estilo casual y rural, con muchos toques de madera que contrasta con una larga alfombra de color rosa chicle y unas bonitas sillas de madera blanca que combinaban con su versatil vestido de corte imperio. Esta ceremonia fue súper emotiva, se desveló su pequeña historia con los múltiples viajes de aquí para allá para que todo siguiera adelante, porque el amor rompe todas las barreras que las distancias pone.

Destacar que ha sido una boda multitudinaria, muchísima gente joven y amigos de los novios que no se quisieron perder este día tan especial y que con tanta ilusión preparó esta pareja.

Ha venido gente de todos los sitios, de Denia, Madrid, Valencia, Alzira y como no, de Ontinyent.

Para la entrada eligieron La Calling de Crystal Fighter, fue una canción divertida que hizo un enlace muy veraniego, todos los amigos empezaron con palmas y a cantar todos a viva voz, fue un momento muy especial.

Además a los novios les regalaron unos bonitos videos sorpresas muy emocionantes y una piscina llena de bolas en la que los novios se bañaron. Alegre regalo de los amigos que dejó pasmada a la pareja.

Después de todos los regalos empezó la fiesta que parecía no terminar nunca…6 horas bailando y disfrutando de la fiesta, sin parar de bailar… música de rock, de reggaetón, de fiesta…todo un sinfín de mezclas y sorpresas que hizo que ese día fuese casi interminable.

Hasta aquí la boda de hoy, aprovecho para mandar un beso enorme a David y Andrea, esperamos veros pronto en tener un huequito para estar por esta zona y disfrutar de una bonita cena en nuestra terraza.

 

Muaks!!!