FAMILIA UNIDA JAMÁS SERÁ VENCIDA

 

Todas las historias de amor son diferentes y diversas, pero si algo cabe destacar en esta es la unidad familiar de padres, hijos y novios. Como una piña desde principio a fin empezó este bonito enlace.

Nuestra hermosa Noelia de los rizos de oro, peluquera de profesión y su ya marido Adrián, informático; una pareja simpática y con ganas de hacer disfrutar a todos sus invitados, junto a sus padres peleando por elegir lo mejor para su boda, menús, trajes, detalles, músicas, invitaciones, etc.

Para ese día, ella vestía un bonito traje de palabra de honor, esta muchacha se convirtió en una gran princesa en una noche de verano espectacular. Él no podía ser menos y llevaba un bonito traje y corbata que lucía elegantísimo.

  

La boda fue por la tarde noche, vino con algún que otro incidente gracioso, pues nada más salir de la iglesia, les pegaron un mini trompazo y se demoraron un poquillo, pero todo se pudo arreglar para cuando ellos llegaron, y comenzaron los aplausos y los besos.

Empezaron con un pequeño coctel servido y un cortador de jamón para degustar los productos de la tierra. Y después entraron al bonito salón donde estrenaron la bonita mantelería blanca para una ocasión de postín. Después de la agradable cena donde no pudieron faltar las chips de patatas y la carne como plato principal siguió un refrescante postre de verano y la tradicional tarta que tanto gustó. Esta cena vino con alguna que otra sorpresa para los novios y con un bonito vídeo que regalaron estos a todos sus invitados.

Seguidamente una fabulosa fiesta todos al son de bachatas, rock, reggeaton, disco… en fin mucha marcha. No podemos obviar que en esta fiesta de noche hubo un poco de melancolía por alguna amistad, pues la tristeza invadía en los corazones de los novios, pero todas las amistades, sobre todo la peña taurina y el amor entre la pareja que puede con todo, hizo que la noches se tradujera en mucho romanticismo.

Así con esta bonita historia os dejó.

Saludos preciosos.